23 enero 2011

LA PROMESA en la LA IMAGINACIÓN SOCIOLÓGICA de CHARLES WRIGHT MILLS

 
Charles Wright Mills

Charles Wright Mills (28 de agosto de 1916, Waco (Texas) – 20 de marzo de 1962, West Nyack, (Nueva York) fue un sociólogo estadounidense. Es mayormente recordado por estudiar la estructura de poder en los Estados Unidos en su libro titulado "La elite del poder" (The Power Elite). Mills se enfocó en las responsabilidades de los intelectuales de la sociedad posterior a la Segunda Guerra Mundial, y aporta relevancia a partir de observaciones académicas desinteresadas, como en "El Aparato Público Inteligente" (Public Intelligence Apparatus) donde desafió las políticas de las élites institucionales de los "Tres": Economía, Política y Militar.

Vida & Obra:

Mills se graduó en la Universidad de Texas en 1939 y se doctoró en la de Wisconsin en 1941. En 1946 comenzó a trabajar en la Universidad de Columbia, en la que permaneció hasta su muerte. Sus estudios titulados "Los Nuevos Hombres de Poder, Líderes del Trabajo americano" de 1948 se enfocan en la Metafísica del Trabajo, y la dinámica bruno a de los jefes laboristas coperando con los oficiales de los negocios. Mills concluye que el trabajo es calmado con pan y manteca, y que se ha vuelto estructuralmente desafiante mientras se volvía cómodo como parte del sistema. Con esa incorporación al sistema, los vio jugando un rol de subordinados a los nuevos hombres de poder dentro de la elite estadounidense.

"El Collar Blanco: Las clases medias estadounidenses" es su trabajo de 1951. donde afirma que la burocracia ha sobrepasado al trabajador urbano, quitándole toda independencia y convirtiéndolo en una especie de robot que es oprimido pero se mantiene feliz. Éste obtiene un sueldo, se alínea al mundo debido a su incapacidad de afectarlo o cambiarlo.
"El poder de la élite" (1956) Describe las relaciones entre la política, los militares y la elite económica, subrayando que estas personas poseen un punto de vista común sobre el mundo:
•    La Metafísica Militar: Una definición militar de la realidad.
•    Poseen Identidad de Clase: Se reconocen como superiores y separados del resto de la sociedad.
•    Tienen Medidas de Intercambio: Se mueven entre las tres estructuras institucionales y permanecen interpuestas directamente
•    Proceso de socialización: se sociabilizan con nuevos miembros basándose en qué tanto ellos imietan socialmente a dichas elites.
Estas élites de los tres grandes órdenes institucionales poseen una alianza basada en su comunidad de intereses, dirigidas por la metafísica militar, que transformó a la economía en una Guerra Económica Permanente.
"La Imaginación Sociológica" (1959): describe una estructura mental, al hacer una sociología capaz de conectar experiencias individuales y relaciones sociales. Los tres componentes que la forman son: 1-Historia: cómo una sociedad llega a formarse y cambiar, y cómo la historia la forma. 2-Biografía: la naturaleza humana en una sociedad; qué tipo de persona habita en una sociedad en particular. 3-Estructura Social: cómo los variados órdenes institucionales operan en una sociedad; cuáles son dominantes; cómo se unen y cómo deben estar cambiando. La imaginación sociológica otorga a quien la posea la habilidad de mirar a través de su entorno y personalidad para captar estructuras sociales y una relación entre la historia, la biografía y las estructuras sociales.
"Escucha Yankee": la Revolución en Cuba (1960). Si bien era ya un autor reconocido entre profesores y estudiantes, un texto suyo aparecido en 1960 le daría una sorprendente notoriedad empujándolo a un debate que lo envolvería hasta aquel marzo triste. Era un texto sobre Cuba. A la Isla había venido Mills en el verano de 1960. Quería estudiar a la Revolución cubana y para ello, antes de emprender el viaje leyó cuanto pudo sobre el tema, anotó sus interrogantes y dudas, se preparó intensamente. Aquí conversó largas horas, y en varias ocasiones, con Fidel y con el Che, habló con cuanto cubano encontró, ávido por comprender la realidad de este país y su naciente Revolución.
De regreso a New York trabajó febrilmente, día y noche, durante seis semanas. Listen Yankee: the Revolution in Cuba (Escucha Yankee: la Revolución en Cuba) apareció en noviembre. Sin grandes pretensiones académicas, escrito como si lo fuera por un imaginario y anónimo revolucionario cubano, con lenguaje sencillo y directo que buscaba llegar al norteamericano común era un ejemplo de literatura urgente extraordinariamente valioso. Sus sucesivas ediciones lo convirtieron rápidamente en un fenómeno editorial de masas." (The Nation, 27/Mar./2.007)



“LA IMAGINACIÓN SOCIOLÓGICA” 
CHARLES WRIGHT MILLS
“LA PROMESA”

El texto de Mills se presenta como una crítica a las ciencias sociales ;el autor considera que los especialistas sociales se ocupan en datos, encuestas y teorías mientras “la LIBERTAD y la RAZÓN del Hombre están en peligro. Esto provoca la “teorización de las Ciencias Sociales”.
Como solución a ello, Mills postula el “Retorno al análisis social clásico” cuyo objeto es dar orientación cultural al estudio de lo humano. Este trabajo intelectual y político de los sociólogos debe relacionar los sentimientos problemáticos de la sociedad con los cambios en las estructuras de nuestras sociedades para descubrir las causas y sugerir alternativas razonables de acción.
Este retorno al análisis social clásico se caracteriza por el interés renovado por las estructuras sociales históricas y los problemas que tienen relación directa con los urgentes problemas y las insistentes inquietudes humanas. Este análisis clásico constituye la promesa o tarea del analista social clásico: Captar la relación dentro de la sociedad de la biografía del hombre y la historia.
Mills señala que el Hombre, sus acciones y facultades (su biografía), están condicionadas por la órbita privada en la que vive. Ante el conflicto, él ignora la relación existente entre su biografía y la historia y no relaciona sus inquietudes personales con los cambios sociales e históricos. Estos cambios  de las estructuras sociales (por ejemplo: industrialización, especulación económica, guerras, etc.) influyen decididamente en su vida cotidiana. A partir de estos conceptos, se constituye la problemática actual.
La imaginación sociológica es la cualidad mental que ayuda a usar la información para comprender la biografía a partir del conocimiento de lo que ocurre en el mundo. Es comprender el escenario histórico  más amplio en cuanto al significado para la vida interior del Hombre y su trayectoria exterior.
La imaginación sociológica permite que el Hombre se localice en su época y conozca sus posibilidades en la vida en relación a la comprensión de la de los individuos que se encuentran en sus mismas circunstancias. Con su biografía, el Hombre contribuye a dar forma la sociedad y al curso de su historia, y él mismo está formado por aquella y su impulso histórico. Aflora la agudeza, la reflexión y la sensibilidad del Hombre para comprender el SIGNIFICADO CULTURAL de las Ciencias Sociales.
En cuanto a la aplicación científica, es necesario que todo analista social que pretenda utilizar la “IMAGINACIÓN SOCIOLÓGICA” para abordar sus estudios deberá plantearse temas como: a) Características y componentes de la sociedad; b) Periodo histórico que se estudia, su significado e importancia; c) Conductas humanas dentro de esa sociedad.
El autor diferencia entre las INQUIETUDES PERSONALES y los PROBLEMAS PÚBLICOS (son objeto de estudio de la Sociología). Los primeros son aquellos que se presentan en el carácter del INDIVIDUO y en el ámbito de sus relaciones personales inmediatas con otros. Se relacionan con las áreas privadas de su vida social, lo que él conoce directamente. Es un asunto privado: los valores amados por un solo individuo corren peligro.
Los problemas públicos se refieren a materias que trascienden el ámbito local y la vida interior del individuo. Tienen que ver con muchos ambientes dentro de la sociedad histórica en su conjunto. Es un asunto público: está amenazado un valor que es amado por la gente. Muchas veces representa una crisis en los dispositivos institucionales.
El análisis y solución de una inquietud personal es individual y atenderá a características y situaciones particulares, no siendo del interés de la sociología.
Los asuntos públicos deben considerarse institucionalmente, políticamente y no en forma aislada como la situación de un individuo suelto.
Para comprender los cambios en los modos personales es necesario mirar más allá de ellos. Y el número y la variedad de tales cambios estructurales aumentan a medida que las instituciones dentro de las cuales vivimos se extienden y se relacionan cada vez más intrincadamente entre sí.
La imaginación sociológica descubre los vínculos entre esa gran cantidad de medios diferentes. El principal peligro para el Hombre son las fuerzas ingobernables de la sociedad.
Los asuntos públicos o privados no deben nunca tomarse como “problemas psiquiátricos” porque eso genera que se divorcie en el análisis la vida intelectual de las instituciones dentro de las cuales se desenvuelve esa misma vida.

La primera tarea del científico social política e intelectual consiste en poner en claro los elementos de malestar e indiferencia contemporáneos.
Para formular problemas e inquietudes debemos preguntarnos que valores son preferidos, pero amenazados, cuáles preferidos y apoyados por las tendencias características de nuestro tiempo. En ambos casos preguntarnos que contradicciones notorias de la estructura pueden estar implicadas.
Existe BIENESTAR cuando la gente no advierte amenaza alguna a sus valores amados. Se produce INDIFERENCIA cuando no percibe estimación alguna por ningún valor ni amenaza. Existe MALESTAR cuando no siente afecto hacia ningún valor pero percibe agudamente una amenaza. Este último estado es, según el autor, la característica de la época contemporánea: malestar y desánimo con una nula formulación de problemas en la Ciencia Social.

Las modas intelectuales son estilos de pensamiento que surgen en determinadas épocas difundiéndose ampliamente para luego ser abandonadas por otras nuevas en el curso de pocos años. La imaginación sociológica se diferencia de ellas porque se convertirse en un COMÚN DENOMINADOR dentro de las ciencias porque los intereses intelectuales tienden a entrar en su ámbito para ser formulados en él y ser llevados a cabo de forma provechosa y su aplicación se extiende a todas las especialidades científicas en oposición a las investigaciones excesivamente especializadas, al método físico, que no aborda ampliamente los temas sino que solo proporciona “fragmentos confusos” de la realidad que pretende explicar, la realidad del hombre. Estas técnicas burocráticas provocan que, erróneamente, la investigación se interese en pequeños asuntos, en vez de problemas públicamente importantes.

Esquemas de Charles Wright Mills, ilustraciones de sus Teorias: 
 
HUMOR SOCIOLOGICO, EN MAFALDA:

Fuentes:
Charles Wright Mills, 'La Imaginacion Sociologia', 'La Promesa' (Resumen).
Wikipedia
Quino, '10 Años Con Mafalda', 2.007